Software libre en la ETSII de la Universidad de Sevilla


El pasado 16 de Abril acudí junto a José Domingo Muñoz a la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática (ETSII) de la Universidad de Sevilla a impartir una charla sobre OpenStack, ya que habíamos sido amablemente invitados por los organizadores del Concurso Universitario de Software Libre (CUSL). Ese mismo día se presentaban los proyectos de los alumnos que habían participado en la fase local del CUSL y se entregaban los premios a los mejores proyectos de dicho concurso, por lo que nos pareció muy interesante acudir y conocer a la gente implicada en este interesante concurso.

El panorama que nos encontramos fue desolador: En el salón de grados de la ETSII no había más de 15 personas. Estaba Pablo Neira, profesor de la escuela y coordinador del CUSL y un pequeño grupo de alumnos y antiguos alumnos, prácticamente todos ellos miembros de sugus, el grupo de usuarios de software libre de la ETSII. Esta situación podría haber sido simplemente circunstancial, pero conversando después del evento con los asistentes y ante mi asombro, me explicaron que era una situación habitual y que igual poder de convocatoria tenían los interesantes talleres sobre diversos aspectos novedosos de software libre que organiza sugus: siempre se reunían el mismo grupo de personas, a los que Pablo Neira llama de forma muy acertada los “irreductibles galos”.

¿Cómo es posible que se organice un evento tan interesante como el CUSL y no haya una participación masiva de alumnos?¿Cómo es que no se promueve por parte de la mayoría de los profesores de la ETSII? Obviamente lo de menos era nuestra charla, pero el hecho de que un concurso como el CUSL pase desapercibido para la mayor parte del profesorado y alumnado de la ETSII, en mi opinión dice mucho de lo mal que se están haciendo las cosas allí. En estos tiempos en los que una parte de la ciudadanía estamos reclamando activamente que se renueven muchas instituciones, pienso que habría que renovar también muchos centros universitarios y hacer que se convirtieran en autenticas referencias para la formación de profesionales de primer nivel capaces de competir con plenas garantías en un mercado globalizado, en lugar de dedicarse a titular ingenieros pasivos que tengan como única perspectiva trabajar para una “cárnica”.

Software libre

No, no voy a explicar qué es el software libre. Si estás leyendo este artículo seguramente estás relacionado con la informática y si a estas alturas no tienes claro lo que es el software libre estoy seguro de que no te interesa esta entrada.

Innovación y software libre

Innovación y software privativo es prácticamente un oxímoron, ya que por las restricciones que impone su licencia y en la mayor parte de los casos, por la incapacidad de acceder al código fuente de dicho software, apenas unos cuantos empleados de las empresas propietarias de ese software tienen la posibilidad de estudiarlo y modificarlo y por tanto las posibles innovaciones que se realicen con ese software están limitadas a un pequeño grupo de trabajadores de una empresa y principalmente a las líneas de trabajo que dicha empresa decida adoptar. Eso sí, siempre nos queda la opción de “innovar” utilizando el software y consiguiendo financiación de alguna de las grandes empresas que dominan este ámbito.

En el caso del software libre la situación es diametralmente opuesta, gracias a su apertura y a las garantías que ofrecen las diferentes licencias libres, se propicia un enorme intercambio de opiniones, colaboraciones e incluso divisiones de proyectos o “forks”, en resumen una estupenda promiscuidad de la que surgen magníficas iniciativas que se consolidan y muchas otras se quedan en el camino, lo que es básicamente un proceso de innovación.

Pongamos como ejemplo de este proceso el software de gestión de la configuración ansible, para evitar reiterar en otros casos archiconocidos como el núcleo linux o el proyecto GNU. Ansible es un proyecto de software libre escrito en python que comenzó a desarrollar Michael Dehaan en el año 2012 con licencia GPL3 y que en tan breve tiempo ha conseguido contribuciones de más de 1000 personas, tal como puede verse en su repositorio de github.

Uno de los objetivos principales de los estudios de ingeniería informática debería ser formar a gente con capacidad innovadora, con capacidad de afrontar nuevos retos y de proponer alternativas ingeniosas y novedosas a una realidad que cada vez cambia de forma más rápida, es más, nuestra sociedad precisa urgentemente de gente así, por lo que el software libre debería ser un elemento clave en su formación.

Aprendizaje y software libre

El aprendizaje pasivo en el que el alumno se limita a escuchar hora tras hora las explicaciones de un profesor en el aula debería haber sido desterrado hace ya muchos años porque parte de una premisa falsa hoy en día: El profesor es quien conoce la materia y quien generosamente comparte su inmensa sabiduría con un alumno que sería incapaz de aprender si no fuera deleitándose con las clarividentes explicaciones de su maestro.

Seamos francos, la única forma que tenemos los profesores de impartir una materia de nivel superior que dominemos completamente y que a la vez tenga unos contenidos muy actualizados es dando clases de algo relacionado con el campo en el que trabajamos y estamos especializados, pero en muchas ocasiones el campo que dominamos no tiene nada que ver con lo que necesita aprender un alumno en sus estudios de informática o no tenemos la suerte de que nos toque en el “reparto”. Lo más habitual es que tengamos que impartir docencia sobre una materia que no somos verdaderos expertos, no tenemos experiencia real o no estamos al tanto de las últimas novedades. Utilizar una metodología tradicional aquí puede ser dramático en el campo de la informática, cuando no una auténtica tomadura de pelo para un alumno que dedica una gran cantidad de esfuerzos a estudiar y aprobar una asignatura de contenidos obsoletos o con nula aplicación en su futuro profesional. A todo esto hay que añadir que la informática es una disciplina eminentemente práctica, que a programar se aprende programando vaya, no leyendo código en una pizarra.

Pongamos como ejemplo (obviamente es una exageración que no puede corresponder con la realidad) la explicación tradicional de una asignatura de redes en la que el profesor que la imparte lleva años dando el mismo contenido con una descripción detallada hasta la exasperación de cada uno de los elementos del modelo OSI, evaluando el conocimiento adquirido por sus alumnos en redes por la memorización y exposición de todos estos elementos en un examen escrito. De forma alternativa se podría plantear la inclusión en esta asignatura de redes de aspectos tan actuales como la virtualización de redes y las redes definidas por software, cambiando el planteamiento de la asignatura hacia la utilización de este tipo de redes con ayuda del software libre OpenvSwitch, OpenDayLight, OpenStack Neutron o un largo etcétera de proyectos y evaluando el aprendizaje del alumno conforme a la demostración de su capacidad de resolver casos reales y actuales.

Hay una corriente dentro de la enseñanza que promueve un cambio significativo en los papeles tradicionales del profesor y el alumno, esta corriente sostiene que lo importante no es lo que aprenda el alumno, los contenidos, sino el cómo los aprende. Lo importante es que el alumno adquiera dentro de su campo las habilidades necesarias para desenvolverse adecuadamente en un mundo cambiante: leer información diversa y extraer la relevante, estar al tanto de las últimas tendencias para prever los cambios, trabajar en grupo, ser capaz de proponer soluciones a problemas nuevos, poder elaborar sus propios modelos o trabajar en un entorno internacional entre otras. El problema en muchas ocasiones es encontrar para un determinado campo las herramientas que permitan que un alumno adquiera estas capacidades, pero en el caso de la informática tenemos probablemente la mejor situación posible: no se me ocurre mejor forma de adquirir todas esas habilidades en nuestro campo que participando en un proyecto de software libre. Los profesores tendríamos que estar continuamente propiciando y fomentando que nuestros alumnos participaran en estos proyectos, ¿cómo se hace eso? pues simplemente incluyendo en la evaluación de una asignatura la participación en un proyecto de software libre. Obviamente esto no se me ha ocurrido a mí, es algo que conocen bien las empresas punteras del sector y por eso la participación en proyectos de software libre es algo muy valorado en sus procesos de selección, mientras que en el caso de las “cárnicas” está mucho más valorado la docilidad y la obediencia, características más propias de un alumno pasivo que no se preocupa por lo que aprende y se limita a aprobar asignatura tras asignatura sin cuestionar nada.

Me gustó mucho un comentario que realizó Pablo Neira en la entrega de los premios del CUSL al comentar que el software libre permite que un alumno tome el control sobre su carrera, orientando su futuro profesional hacia los campos de su interés o en los que considera que sus propias habilidades son más adecuadas, en lugar de obtener un currículo “plano” como cualquier otro ingeniero y posponer esa definición de su carrera profesional hasta años después, circunstancia que vendrá condicionada en muchos casos por la suerte y las empresas en las que trabaje durante los primeros años.

Currículo y software libre

Aquí simplemente me remito al interesante artículo que escribió J.J. Merelo sobre el asunto: 10 habilidades para un nuevo currículum informático. y con el que estoy completamente de acuerdo, lo único es que me resulta tremendamente llamativo es que no sean habilidades habituales ya.

En definitiva

Esto no deja de ser más que un artículo de opinión de un profesor de informática de formación profesional, que después de más de 10 años de experiencia ha encontrado en el software libre una herramienta de trabajo imprescindible. Es posible que este artículo simplemente sirva para “consumo interno” y sólo lo lean los que ya están convencidos de que el software libre es parte de la solución, pero he tratado de argumentar mis opiniones y me encantaría leer todo tipo de respuestas argumentadas. Si eres profesor de informática te animo a que optes por el uso de software libre en las asignaturas que impartes, piensa que de todos los elementos que intervienen en la manera que se imparte una asignatura sin duda ninguna el más influyente eres tú. Ni leyes educativas, ni currículos, ni medios disponibles son tan decisivos y condicionan tanto lo que puede aprender un alumno en una asignatura como el planteamiento que haga de la misma el profesor que tiene que impartirla. Si optas por utilizar software libre, posiblemente será una de las mejores decisiones que tomes en tu carrera y tus alumnos te lo agradecerán.

Mi ánimo al escribir este artículo no ha sido otro que respaldar de alguna manera a los irreductibles galos que con tanto entusiasmo mantienen la asociación sugus y el CUSL en la ETSII. ¡Mucho ánimo y a seguir así!

Otras lecturas recomendadas

, , , ,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: