Sobra WhatsApp


En este blog escribo habitualmente sobre temas técnicos relacionados con sistemas informáticos, pero esta entrada está pensada para que la lean amigos y familiares, para explicarles por qué dejo de utilizar WhatsApp. El título no es una errata, esto no va “sobre WhatsApp”, va más bien de explicar por qué sobra.

Esto tampoco va sobre si dedicamos demasiada atención al móvil (que sí lo hacemos), eso queda para otro debate más serio, si puede ser, cara a cara y con unas cervezas o vinos por delante.

Te mando un wasap

WhatsApp es una aplicación de mensajería instantánea gratuita que en algunos países se ha hecho universal, prácticamente todo el mundo con un teléfono tiene WhatsApp instalado y parece imprescindible para poder comunicarte con los demás. Un “te mando luego un wasap” es más habitual hoy en día que un “te llamo luego” e incluso se empieza a hacer común en el ámbito laboral; hay quien se da cuenta de que con una llamada se aclara antes que con 100 mensajes, pero también los hay muy reticentes a hablar y dejar de tener los pulgares pegados a la pantalla. Poder comunicarse es genial y todos tenemos grupos de amigos y familiares que se han convertido en un canal de comunicación habitual del que no queremos prescindir; la mensajería instantánea está muy bien, pero no la aplicación que más usamos hasta ahora: hay que pensar en dejar WhatsApp y utilizar otra u otras más cuidadosas con nosotros. Eso no tiene que ser radical, ni de hoy para mañana, incluso podemos tener en el móvil todas las aplicaciones de mensajería instantánea que queramos (yo en este momento tengo tres y en breve van a ser dos).

¿Por qué dejar de usar WhatsApp?

Las aplicaciones gratuitas que usamos habitualmente tienen un coste para las empresas que las desarrollan y sobre todo, un importante gasto de mantenimiento (equipos y personal disponible las 24 horas del día). ¿Cómo es posible que se nos ofrezcan de forma gratuita? Cuando obtenemos algo gratis de una empresa siempre pensamos en que algo obtendrá a cambio, pero sin embargo usamos aplicaciones gratuitas en el móvil sin plantearnos qué obtienen de nosotros.

WhatsApp era una aplicación de mensajería que se comenzó a distribuir gratuitamente, ganó en popularidad y en un determinado momento comenzaron a cobrar un 1$ por año de uso. Fue un escándalo, ¡querían cobrar 1$ por mandar todo tipo de mensajes sin límite! Me puedo gastar 500€ en un móvil, 50€ al mes en la conexión de Internet, pero ¡cómo voy a pagar 1$ al año por usar WhatsApp! Eso ocurrió en 2013 o 2014, pero Facebook compró WhatsApp y volvió a poner la aplicación gratuita. Se salvó la economía familiar y todos contentos.

Facebook es una empresa que se dedica a extraer todos los detalles que puede de sus usuarios (Facebook, Instagram y WhatsApp principalmente) para crear perfiles y poder enviarles publicidad a medida. Facebook quiere saber hasta el mínimo detalle de tu vida: a qué hora te levantas, cuánto tiempo miras el móvil, qué edad tienes, qué intereses tienes, qué cosas buscas en Internet, etc. etc. etc. Lo registra y analiza TODO. Esto lo hace con un enorme número de aplicaciones de forma automática y vende toda esa información a anunciantes. Toda esa información da enormes beneficios a Facebook y potencialmente un enorme poder. Quizás el infame Trump no hubiese llegado nunca a la Casa Blanca si no hubiese utilizado masivamente la publicidad ¿manipulación? de Facebook y similares, el Brexit no hubiera prosperado con tantísima desinformación y desde luego no hubiese habido la limpieza étnica de rohinyás. Nos enteramos del escándalo de Cambridge Analytica, pero no sabemos muchos otros que habrán ocurrido o estarán ocurriendo.

No deberíamos dejar que ciertas empresas tengan tanto poder, y menos porque nos dejen usar gratis unas aplicaciones piojosas.

WhatsApp ha modificado las condiciones de uso y a partir del próximo 8 de febrero solo podrás seguir utilizándola si las aceptas. Parece que varios de los puntos más polémicos como el uso masivo de datos asociados a las comunicaciones y su integración con Facebook, Instagram, etc., no van a ser aplicables en la Unión Europea (de momento), pero para mí ya ha llegado el momento de dejar de usar esta aplicación que siento que me quiere espiar y que lo conseguirá en cuanto pueda. Quiero seguir en contacto con vosotros, pero tendrá que ser con otra aplicación.

¿Qué alternativas hay?

Lo ideal sería una aplicación de mensajería instantánea universal no centralizada, con un protocolo neutral e interoperable, de manera que cada quien tuviera la aplicación de su gusto y todas fuesen compatibles entre sí. ¿Suena imposible? Pues ya se ha hecho antes con otro tipo de mensajería, se llama correo electrónico. De momento no tenemos eso, pero no hay que perder la esperanza.

De las aplicaciones centralizadas que hay actualmente la que parece la mejor opción es Signal. Signal es una aplicación de software libre (cualquiera puede ver su contenido, proponer mejoras, etc.) que desarrolla una organización sin ánimo de lucro, la Signal Foundation, cuyos objetivos son la comunicación privada y la seguridad. Signal Foundation se financia mediante donaciones y Signal no va a registrar datos de ti. Signal es poco popular todavía, pero está aumentando rápidamente su número de usuarios y el cambio de condiciones de uso de WhatsApp tiene mucho que ver.

Otra aplicación que se plantea como alternativa a WhatsApp es Telegram. Telegram cuenta con una versión de software libre y la Telegram FZ-LLC como organización sin ánimo de lucro detrás. No conozco los detalles de Telegram y no parece todo tan claro como en el caso de Signal, pero la ventaja es que Telegram cuenta con ya con unos 500 millones de usuarios en el mundo, por lo que es muy fácil pasarse a Telegram y seguir en contacto con la mayoría de tus amigos y familiares.

Conclusión

No voy a aceptar el cambio de condiciones de WhatsApp, por lo que el próximo 8 de febrero dejaré de usarla, pero como quiero seguir en contacto con vosotros, espero que os instaléis Signal o Telegram y nos vemos allí :).

Sobra WhatsApp

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s